¿Una nueva Reforma Tributaria? Un desafío de todos y para todos

 

La conveniencia o no va a estar dada por el proyecto final que efectivamente se diseñe y envíe al Parlamento, pero se debe aprender de las experiencias pasadas y no aplicar la política de la retroexcavadora, ya que ésta, provenga del lado que provenga, es destructiva y definitivamente no aporta nada al país. No sería razonable que ahora venga otro presidente, y quiera hacer "todo de nuevo" y aplique maquinaria pesada para destruir. No todo lo anterior es malo.

 

Entonces, señala Patricio Gana, socio director AK Contadores, si se planea hacer una nueva reforma, lo importante y primera cosa que se debe hacer es no politizar el tema, sino que analizarlo desde el punto de vista técnico sobre cómo recaudar más y mejor. Lo segundo, y también muy importante, es que cualquier modificación debe ser un acuerdo transversal, de diferentes sectores políticos, esto justamente para que después no tengamos el problema de que venga otro presidente, de otro sector político, y vuelva a cambiar todo lo que hizo la administración anterior.

 

El sistema que teníamos antes, afirma el especialista, podía recaudar más y mejor, pero en el largo plazo. Ese sistema se cambió por otro que recauda más en el corto plazo, pero menos a largo plazo, ése es el gran problema que tiene la reforma tributaria.

 

¿Por qué ocurre eso?

 

Esto sucede porque el sistema tributario que viene con esta reforma fomenta el gasto, y no el ahorro y la inversión. Al fomentar el gasto se debiese dar un impulso económico en el corto plazo al país, cosa que tampoco se ha visto.

 

Probablemente habría que diseñar algo absolutamente diferente, quizás pensar incluso en tener un sistema tributario que no sea integrado, pero bajando las tasas de impuestos de las personas y las empresas, aunque no sé si como país estamos preparados para algo así.

 

Las modificaciones, continúa Gana, pueden ser beneficiosas en el sentido de que el sistema tributario actual es muy complejo y en provincias no existe la capacidad profesional para poder atender a todos los contribuyentes, y eso es complejo porque finalmente muchas de esas empresas van a caer en incumplimientos, el SII los va a bloquear, les va a cursar multas o les va a cobrar impuesto que no debiesen pagar si aplican bien la ley. Entonces, la Reforma Tributaria actual como está va a tener un costo social importante.

 

Así como se busca recaudar más para fines sociales, para cumplir con las políticas sociales que quiere gobierno, lo cual es muy loable, la Reforma Tributaria va a tener un costo social también respecto a las pymes (que son como la clase media pero de las empresas) porque cuando esas empresas tengan que estar pagando más impuesto del que les corresponde perdemos competitividad, probablemente platas que yo iba a destinar a contratar a alguien ya no lo voy a poder hacer porque tengo que pagar más impuestos, por lo tanto me afecta al empleo, en fin, como país recaudaste más hoy día pero perdiste mañana.

 

Por el lado de la inversión extranjera, al inversionista extranjero nunca le gustan los cambios, quieren la mayor estabilidad posible, sin embargo, en ocasiones hay que hacer cambios. Hoy día son infinidad la cantidad de especulaciones que hay en el mercado porque no sabemos los cambios que eventualmente va a proponer Sebastián Piñera. También leí en algún medio de que él iba a simplificar más la reforma tributaria, no habló de cambiar, entonces hay que esperar la propuesta, para ver el fondo de ella y como nos va a afectar.

 

Aplicar retroexcavadoras, dice el experto, venga del sector político que sea, nunca es bueno, siempre será negativo. Cuando se señaló que era posible aplicar maquinaria pesada, se dijo con el objetivo claro de herir a una contraparte política, herir sus ideas y a un montón de ciudadanos que se identifican con ellos también y siento que necesitamos una clase política respetuosa de todos. Ojalá que nuestras autoridades políticas trabajen para unirnos en el futuro, más que a desunirnos, ya que en los últimos años se observa que el país está muy polarizado.

 

Un país polarizado y un ambiente negativo para hacer negocios no nos conviene como país. No le conviene a nadie, a ningún sector político, a nosotros nos conviene traer inversión extranjera, esa es la forma en el fondo de cómo podemos crecer porque aunque algunos crean que somos un país muy rico, eso no es cierto, ya que tenemos grandes necesidades sociales y recursos limitados. Los impuestos son para eso, para cubrir esas necesidades, la gracia está en no dañar al aparataje productivo del país, la gracias está en no matar a la gallina de los huevos de oro.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Compartir en Linkedin
Me gusta
Please reload

Entradas destacadas

Compras en Supermercados: ¿Sabes que puedes comprar y hasta que montos?

09/21/2017

1/10
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo